Como elegir una cuna segura

25 enero 2013 at 8:34

En anteriores ocasiones hemos hablado de la necesidad de adaptar la casa cuando llega un bebé y ahora queremos abordar una parte fundamental del mobiliario para el recién nacido: la cuna.

La oferta de cunas es hoy en día enorme. En el mercado se pueden encontrar diferentes tipos de cunas, cada una con sus ventajas y desventajas. A la hora de elegir una, la mayoría de padres suelen guiarse por dos parámetros, precio al margen, diseño y seguridad. Os presentamos las más comunes:

  • Moisés: todo un clásico que se caracteriza por un tamaño reducido y un diseño redondo. Su ventaja es que puede instalarse en cualquier lugar y es muy fácil de mover. La desventaja es que apenas podremos utilizarla los cuatro primeros meses de vida del bebé.
  • Minicuna: un versión reducida de la cuna. Los modelos más habituales son de tela y pueden parecer algo más débiles a priori, pero nada más lejos de la realidad. La ventaja es que permiten acunar al bebé, que su tamaño es más reducido que el de una cuna ‘normal’ y que también resultan muy fáciles de transportar de un lado a otro de la casa.
  • Cuna convencional: habitualmente de madera, con sus barrotes y una altura suficiente como para impedir que el bebé salte según vaya creciendo.
  • Cunas co-sleeper: se trata de una cuna convencional adaptada cuya particularidad reside en que se puede modular la altura y quitar uno de los barrotes laterales para convertirla en una extensión de la cama de los padres.
  • Cunas convertibles: como explican desde Espaciohogar.com son unos muebles funcionales adaptados al crecimiento del recién nacido, de forma que comienzan siendo una cuna para terminar siendo una cama. La principal ventaja está en el ahorro, ya que con un sólo mueble se pueden cubrir varias etapas del crecimiento del niño, al tiempo que permiten decorar la habitación pensando en el futuro.

Desde el punto de vista de la seguridad de la cuna todos los modelos son igualmente seguros. De hecho, lo más importante no es el tipo de cuna, sino que esta cumpla una serie de condiciones de seguridad. Estas son las más importantes:

  • Comprobar que la cuna esté homologada con el distintivo  UNE EN 7161/2, que certifica que el producto cumple con unos estándares de calidad y seguridad..
  • Comprobar que la separación entre las barras de la cuna no supere los 6 centímetros.
  • Comprobar que la cuna no tiene esquineras que sobresalgan dentro de la misma.
  • Comprobar que el colchón se ajusta perfectamente a las medidas de la cuna, sin dejar espacios.

A estos se pueden añadir algunos consejos más para la seguridad de los pequeños y que incluyen evitar colgar objetos encima de la cuna, ya que pueden desprenderse, o no introducir ningún objeto que pueda lastimar al bebé. Del mismo modo, durante los primeros meses habrá que evitar peluches y otros adornos que acumulen polvo, ya que esto podría ser perjudicial para el recién nacido.

Imagen – miguelb

Anuncios

Entry filed under: Hogar, Seguridad en el Hogar, Tu Hogar. Tags: , , , , .

La difícil tarea de conciliar vida laboral y personal Cinco trucos para ahorrar agua en el hogar


Últimos twits

lo último