Gotelé o paredes lisas ¿Con cuál te quedas?

27 febrero 2013 at 10:36

Las paredes son el alma de la casa. Pocas veces reparamos en ellas y sin embargo son las que tienen mayor capacidad para proyectar sensaciones sobre una estancia. Así, una pared con colores amarillos o anaranjados proyectará calidez mientras que unas blancas o con colores claros ayudará a transmitir amplitud pero también frialdad al mismo tiempo.

Lo normal es dedicar bastante tiempo a la elección de los colores de la pared en función de lo que queramos transmitir pero por hacerlo a veces se deja de lado alto tan importante como el revestimiento de la pared. Vamos a ver cuáles son las principales opciones, ventajas y desventajas.

  • Pared lisa: las paredes lisas son más estéticas, ofrecen más alternativas decorativas y dan un aire más sofisticado a la vivienda. Sin embargo, son más complicadas de mantener, ya que cualquier pequeño golpe o rozadura se notará enseguida y será más difícil de borrar que en el caso del goleté. Del mismo modo, pintar una pared lisa también será más complicado, ya que se notarán más las capas de pintura cuando se aplique de forma desigual.
  • Gotelé: una opción que se ha aplicado en buena parte de las nuevas construcciones. Las ventajas del gotelé pasan por ser mucho más ‘limpio’ que una pared lisa. Es un revestimiento más sufrido y fácil de reparar, así como de pintar. La desventaja es que en una pared de gotelé no se podrá jugar con mucho más que el tono de la pintura.
  • Ladrillo desnudo: no están muy extendidas pero son un excelente recurso decorativo pare determinado tipo de estancias, especialmente loft y espacios abiertos.
  • Madera y piedra: algo más costosas que las anteriores, pero que pueden funcionar si queremos transmitir un ambiente rústico.
  • Vidrio: la alternativa arriesgada que sólo se puede utilizar en determinado tipo de estancias, pero que ayudan a crear ambientes luminosos.

A estos tipos de pareces hay que añadir las opciones decorativas que pasan por.

  • Papel: es todo un clásico y una opción que estuvo de moda en los 80 y 90 pero que había perdido fuerza hasta la aparición de los papeles vinílicos. Su desventaja frente a la pintura es el precio y el mantenimiento que exige. Por el contrario, ofrece muchas mayores alternativas en términos de decoración.
  • Pintura: el la alternativa más habitual no sólo por el precio, sino porque requiere muchos menos cuidados y porque al final pintar una casa es relativamente sencillo frente a empepelarla.
  • Pizarra: una opción ideal para la cocina o para las habitaciones de los pequeños.

Y a vosotros ¿Cuál os gusta más?

Imagen – Espaciohogar.com

Anuncios

Entry filed under: Hogar, Tu Hogar. Tags: , , , , .

Las gasolineras más baratas en tu móvil Seguridad vial para niños


Últimos twits

lo último