Cómo funciona el impuesto de circulación

6 marzo 2013 at 10:21

El impuesto de circulación es un tributo que grava el mero hecho de tener un coche y poder circular con él. Se trata de un impuesto director. En términos generales todos los vehículos deben hacer frente a este impuesto, aunque a efectos prácticos hay coches que están exentos de pagarlo. Se trata de coches que bien no son aptos para circular o que tienen una función muy específica más allá del uso particular.

Estos son concretamente los coches que no están sujetos al impuesto de matriculación o Impuesto sobre Vehículos de Tracción mecánica, su nombre oficial:

  • Vehículos considerados de colección.
  • Vehículos en situación de baja y no sean aptos para circular.
  • Vehículos que tengan un permiso puntual para circulación en carreras u otro tipo de eventos deportivos o festivos.
  • Vehículos oficiales de las administraciones públicas adscritos a la defensa nacional o seguridad ciudadana.
  • Vehículos de organismos consulares, representaciones diplomáticas y todos aquellos extranjeros acreditados para circular por el pais.
  • Ambulancia,aAutobuses y microbuses y aquellos vehículos destinados al  transporte público con más de nueve plazas.
  • Vehículos destinados al transporte de personas con movilidad reducida.
  • Tractores, remolques y semirremolques que cuenten con la Cartilla Agrícola.

El impuesto de circulación está gestionado por los ayuntamientos según figura en el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Así, existen unas cuotas generales sobre las que después cada ayuntamiento podrá establecer variaciones. 

El importe del impuesto de circulación dependerá de la potencia del vehículo y los niveles de CO2 que emita. En términos generales cuanto más potente y contaminante más tendrá que pagar. Existen unas tablas al respecto que pueden consultarse en este enlace, si bien ahora el Ejecutivo está estudiando modificaciones para que los coches más contaminantes y menos respetuosos con el medio ambiente paguen todavía más.

El recibo del pago del impuesto de ciculación es uno de los documentos que hará que llevar siempre en el vehículo, así como el justificante del pago del seguro de coche.

Imagen –  Gonmi

Anuncios

Entry filed under: Motor, Tu Coche. Tags: , , , , .

El impuesto de matriculación Como funciona cobertura por robo en el seguro de coche


Últimos twits

lo último