Los accidente domésticos más comunes

19 julio 2013 at 11:53

Nuestro hogar no es seguro al cien por cien y es un lugar donde tienes muchas posibilidades de sufrir un accidente ya que pasamos muchas horas a lo largo de nuestra vida allí, siendo los niños menores de cinco años y los mayores de sesenta y cinco años los que tienen un mayor riesgo. Pueden ocurrir accidentes que nos causen daños que nos hagan ir al hospital. Lo más importante es actuar con la mayor rapidez y de la forma más adecuada posible en función al tipo de accidente que se hayas sufrido.

Los accidentes domésticos más comunes son los siguientes:

  • Caídas: para prevenirlas es recomendable evitar los obstáculos, en especial en las zonas que suelen recorrerse a oscuras, como el pasillos, y asegúrate de que las alfombras estén lisas y fijadas al suelo, y procurar no dejar cables sueltos.
  • Intoxicaciones e irritaciones: hay que procura mantener los elementos y productos de limpieza en un sitio seguro, cerrados con puertas sobre todo si hay niños en casa.
  • Quemaduras: ten cuidado al situar objetos calientes (estufas eléctricas, lámparas, hornos, tostadores de pan, etc.), en lugares accesibles a los niños o no protegidos adecuadamente. Al cocinar ten cuidado al manejar objetos a alta temperatura sin protección en las manos y cocer o freír los alimentos que dan origen a salpicaduras sin usar tapaderas.
  • Incendios y explosiones: los incendios en el hogar pueden producirse por descuidos, como por ejemplo al deja descubiertas las fuentes de calor como radiadores y estufas. Hay que procura mantener trapos, telas y cortinas alejarla  fuentes de calefacción o de la cocina. Y nunca dejes velas encendidas en una estancia sin nadie que pueda vigilarla.
  • Electrocución: hay que evitar ir descalzos y mojados por la casa ya que las tensiones que alimentan los aparatos electrodomésticos (220 ó 125 voltios) son peligrosas.
  • Asfixia respiratoria: se produce por una falta de oxígeno en los baños debido a la presencia de quemadores de gas en estufas y calentadores,  por  la introducción por boca y nariz de objetos de diámetro superior al de las vías respiratorias (botones, canicas, alfileres, imperdibles, ojos de peluches, ruedas de coches pequeñas, etc.) y en el caso de niños por el taponamiento externo de las vías respiratorias por el vestido o la ropa de cuna o utilizar bolsas como gorro o careta.

Tener cerca un botiquín de primeros auxilios será fundamental en casos de emergencias, así como llamar rápidamente a los servicios de emergencia si es grave y contar con un seguro del hogar son las recomendaciones más prudentes. 

Anuncios

Entry filed under: Hogar, Noticias, Seguridad en el Hogar. Tags: , , , .

Alimentación saludable para el verano Cómo protegerse de los mosquitos


Últimos twits

lo último