Archive for marzo, 2014

Embarazo y conducción

Conducir un coche si se está embarazada puede resultar agobiante e incómodo dependiendo de la semana de gestación en la que se encuentra la mujer. Aunque no existe una ley que prohíba a las mujeres conducir durante el embarazo, lo cierto es que muchas mujeres prefieren abandonar la conducción y retomarla cuando se recuperen del parto.

La pregunta que se hacen muchas mujeres es en qué momento de la gestación es recomendable dejar de conducir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los médicos recomiendan que se deje de conducir cuando el embarazo se encuentre en la semana 36, pero esta es una decisión que debe tomar la madre dependiendo de si se tienen o no molestias.

A continuación te damos siete claves para conducir un coche durante tu embarazo:

1. Utilizar siempre el cinturón de seguridad de forma adecuada. La forma de usarlo correctamente es apoyarlo sobre el hombro, cruzarlo por el pecho y que la parte inferior descanse sobre la pelvis. Jamás debe hacerlo sobre el abdomen.

2. No desactivar el airbag. Lo correcto es retirar el asiento ligeramente hacia atrás.

3. Descansar cada dos horas durante los viajes largos.

4. Después de dar a luz, esperar al menos tres semanas para volver a coger el coche. Lo más seguro durante este periodo es utilizar el transporte público.

5. Si es posible, ajustar la altura del volante hacia el pecho de la mujer y no hacia la cabeza o abdomen.

6. En el caso de que ocurra algún accidente, es importante mantener la calma, pedir ayuda y acudir al servicio médico de urgencia para revisar el estado de salud tanto del bebé como de la madre.

7. Evitar desplazamientos largos a partir de la semana 30.

Foto: Vía Flickr

Anuncios

21 marzo 2014 at 12:17

Averías frecuentes producidas por el propio conductor

Muchas de las averías de los coches son causadas por los propios conductores.

Tendemos a pensar que las averías en  los coches son fruto del tiempo y el desgaste del automóvil y que la seguridad vial depende del estado de las carreteras, del clima y de la conducción de los demás. Sin embrago, tener una avería en el coche es un riesgo tanto para el propietario del coche como para el resto de los conductores.

averia_conductor

Aunque pueda sorprender, uno de los lugares donde se producen más averías en los  automóviles es en la gasolinera, concretamente a la hora de repostar. Algunas personas se equivocan de carburante y el motor sufre daños por un simple despiste del conductor.

Este error, provocado normalmente por personas que tienen dos coches o uno de empresa y otro particular, supone pasar por el taller y realizar un desembolso de aproximadamente 400 euros.

Otra avería producida por nosotros mismos se origina al no hacer caso a las indicaciones de los testigos luminosos. Ante la aparición de un  testigo en rojo, la inmovilización del vehículo debe ser inmediata, pues lo que indica el piloto rojo es una incidencia grave. Cualquier testigo luminoso indica una incidencia y es necesario pasar por el taller lo antes posible para averiguar cuál es el problema.

Además, una conducción agresiva y brusca pasa factura al coche, porque el automóvil se verá deteriorado  de una forma más rápida que si se realiza una conducción eficiente.

Estas son sólo algunas de las averías causadas por el conductor, pero existen otras muchas más.

13 marzo 2014 at 12:46


Últimos twits

lo último