Archive for mayo, 2012

Accesorios para una conducción más segura

Los coches han avanzado enormemente en cuestiones de seguridad vial  cada incorporan más elementos para proteger a los pasajeros en caso de accidente. Evidentemente, cuando mayor es la gama del vehículo mejores y más serán estos elementos, que van desde airbags laterales hasta sistemas de frenado o de alerta en carretera en caso de pegarnos demasiado a otro vehículo.

Sin embargo, casi siempre es posible aumentar la seguridad en el coche, y no estamos hablando de conducir con una armadura. En el mercado existen infinidad de accesorios que pueden mejorar nuestra concentración, evitar distracciones y, en definitiva, reducir las posibilidad de sufrir un accidente.

En este sentido, el primer elemento a tener en cuenta serían los manos libres para el teléfono móvil. Hoy en día muchos coches incluyen estos sistemas de serie con conexiones a través de Bluetooth, pero no son tan habituales en vehículos más antiguos y desgraciadamente el parqué automovilístico español no es de los más nuevos de Europa. Lo cierto es que mucha gente conduce hablando por el móvil sin contar con un sistema adecuado, lo que supone una distracción adicional y una temeridad.

El Navegador GPS integrado en el coche es otro elemento que aumenta la seguridad, ya suelen estar mejor situados para que no se desvíe la atención de la carretera y además no existe riesgo de que se despeguen. En caso de no poder contar con ellos, habrá que buscar un sistema de sujeción lo más estable posible y que se adhiera a varios tipos de superficie. Y es que los acabados de muchos vehículos no son adecuados para ellos.

Si vamos a viajar con mascota, será necesario contar con un transportín y para hacerlo con equipaje también es recomendable disponer de un sistema de separación de carga.

Otros accesorios de utilidad son botiquines, linternas, extintores y cables de batería. Además, no hay que olvidar el chaleco reflectante y los triángulos de señalización, ambos obligatorios.

Por último, existen en la actualidad aparatos que ayudan a mantener la concentración y sobre todo a no quedarse dormidos al volante. Se trata de dispositivos que detectan cuando la cabeza del conductor pierde su ángulo natural y le avisan para que despierte.

En situaciones de emergencia, botiquines, linternas, extintores, cables de batería y gatos elevadores, pueden ser un buen complemento a la caja de herramientas, chaleco reflectante y triángulos que todos los coches deberían tener. No son accesorios para ganar un premio de tunning pero nos pueden sacar de un apuro en carretera.

Imagen – stock.xchng

Anuncios

31 mayo 2012 at 11:24

Como montar la baca en el coche

Quienes están habituados a hacer deporte y especialmente al montar el bicicleta también lo están a lidiar con las bacas. Sin embargo, la mayoría de conductores no tiene que instalarlas hasta que llegan las vacaciones o necesita espacio extra en el coche. Montar una baca en el coche no es complicado. De hecho, se trata de una tarea relativamente sencilla.

Antes de iniciar la operación hay que comprar la baca y en este punto es recomendable asegurarse de que esta se adapta a las medidas del coche, ya que cada uno trae diferentes elementos para su anclaje. Lo más importante es que los acopladores sean compatibles con los elementos de sujección del vehículo, como bien recuerdan desde la Practicopedia de Lainformacion.com.

La operación para montar la baca en sí misma no debería llevar demasiado tiempo. Tan sólo hay que fijar los acopladores a los elementos del coche para fijarla. La mayoría de bacas vienen con instrucciones bastante precisas, al igual que los propios vehículos. Lo que sí hay que tener en cuenta a la hora de poner las maletas es que, en caso de no optar por una baca cerrada, habrá que tener cuidado con la forma de colocarlas. Si no están bien organizadas aumentan las posibilidades de que se desprendan.

30 mayo 2012 at 11:23

Las causas de siniestralidad más comunes

A nadie le gusta pensar en esa posibilidad y sin embargo precisamente por eso existe toda una industria del seguro: para prevenir. En cualquier caso, la mejor solución siempre pasa por tener toda la información para poder tomar las precauciones que sean necesarias.

En el caso de los accidentes de tráfico, conocer las causas más habituales puede ayudar a prevenirlas o por lo menos hará que quienes conduzcan estén más atentos ante determinadas situaciones y obstáculos. Desde Rastreator han reunido las cuatro causas de siniestralidad más comunes.

  • El propio vehículo: está detrás de buena parte de los accidentes y por eso es necesario llevar a cabo revisiones periódicos y cuidar su mantenimiento. Ruedas en mal estado, sistema de alumbrado deficiente y frenos en mal estado suelen ser las principales causas de colisión.
  • La carretera: una carretera en mal estado es otro de los peligros al volante. Asfalto con baches o vias que no evacuan el agua como debieran son dos de los problemas más habituales. Esto no quiere decir que no existan otros riesgos como carreteras mal peraltadas o demasiado estrechas.
  • El tiempo: obviamente, las condiciones climatológicas incluyen de forma decisiva en la seguridad vial. Por eso precisamente es necesario saber conducir con lluvia, así como tener claro como hay que actuar en caso de niebla o nieve. A estos fenómenos climatológicos adversos se pueden añadir otros que rara vez se tienen en cuenta como el sol.
  • El conductor: quizás el eslabón más débil de la cadena pero también sobre el que más control se puede tener. Conducir en condiciones físicas no óptimas es una de las mayores causas de siniestralidad. Por supuesto, el alcohol aparece en la lista de productos que debemos evitar, pero también hay que evitar otras distracciones como el móvil. Además, conviene conducir debidamente descansado y alimentado.

Imagen – por edans en Flickr.com

29 mayo 2012 at 11:46 2 comentarios

Qué cubre la cobertura por agua en el seguro del hogar

Una de las coberturas más habituales en los seguros de hogar es la referida a los daños producidos por agua. No en vano esta figura entre los siniestros de hogar más comunes.

El agua puede causar estragos en la vivienda y los daños pueden provenir no sólo de la propia casa, sino también de la de los vecinos. Poco importa si el estropicio es porque se ha quedado un grifo abierto o si se ha roto una cañería por las obras que se estaban realizando en el piso de al lado. Precisamente para remediar este tipo de imprevistos existe la cobertura de daños por agua.

Sin embargo, como en todos los seguros, existen esta cobertura no incluye cualquier tipo de supuesto y de hecho existen excepciones que quedarán fuera. Para hacernos una idea de qué cubre la cobertura de daños por agua nada mejor que acudir a un ejemplo práctico como es la que ofrece Clickseguros en su seguro de hogar.

En este caso se garantizan los daños materiales ocasionados a bienes asegurados siempre que este se deba a escapes accidentales, roturas, atascos o heladas de cañerías de distribución o bajantes de agua, recipientes o depósitos fijos, acuarios u otras instalaciones decorativas,  instalaciones de calefacción o de los aparatos de uso doméstico conectados a la red de suministro y evacuación de agua.

También se incluyen descuidos como dejar abiertas las llaves o grifos de agua, siempre y cuando la vivienda no haya permanecido deshabitada más de 72 horas consecutivas, así como las filtraciones a través de techos, muros y/o paredes provenientes de edificaciones colindantes o superiores.

Para quienes además del contenidos hayan garantizado el continente, se añadirán a la cobertura los gastos de localización de la avería y su posterior reparación. En esta caso existe una lista de daños que quedan excluidos de esta cobertura por diferentes motivos.

De esta forma, no se cubrirán los daños por no haber realizado las reparaciones indspensables en las instalaciones o para su correcta conservación, los derivados de la entrada o filtraciones de agua del exterior a consecuencia de fenómenos meteorológicos a través de aberturas, tales como ventanas, balcones, puertas, etc., así como por las aguas que discurran por jardines o jardineras, vías públicas o privadas.

La humedad, lluvia o condensaciones también quedan fuera de la cobertura en el seguro de hogar como ocurre con los relacionados por la red subterránea de saneamiento horizontal, fosas sépticas, cloacas o alcantarillas, así como los debidos a deslizamientos y reblandecimiento del terreno. En cualquier caso, no se incluirá dentro del seguro la reparación de grifería, aparatos electrodomésticos o depósitos cuando sean causantes del siniestro ni los gastos de desatascos, localización o reparación de averías que no produzcan daños indemnizables por esta garantía.

Si quieres calcular tu seguro de hogar para saber cuanto pagarías por esta y otras muchas coberturas sólo tienes que dirigirte al tarificador situado en el margen superior derecho.

28 mayo 2012 at 10:46 2 comentarios

El seguro de hogar también puede protegerte fuera de casa

Como es lógico al pensar en el seguro de hogar todo el mundo vuelve la vista hacia su vivienda, cuando lo cierto es que las coberturas de este tipo de póliza pueden llegar mucho más allá. Dicho de otra forma y siguiendo con el título del artículo: el seguro de hogar también puede protegernos fuera de la vivienda.

Un buen ejemplo son las coberturas de riesgos fuera del hogar que ofrece Clickseguros, que garantizar el atraco y expoliación fuera del hogar de los bienes que formen parte del contenido del hogar. Estos incluyen ropa, joyas, relojes y dinero en efectivo. Eso sí, como ocurre con la cobertura por robo en el coche, el atraco deberá estar relacionado con actos de violencia e intimidación, de forma que no se cubrirán lo que en términos legales se conocen como hurtos por descuido del asegurado.

Adicionalmente esta cobertura también contempla la utilización fraudulenta de cheques y tarjetas de crédito, en cuyo caso se cubrirá el el robo, la expoliación, el hurto y el extravío. La protección se extenderá a las 48 horas posteriores al robo y sólo se activará si el hecho no es responsabilidad de la entidad emisora de los cheques y tarjetas o cuando el importe defraudado exceda esa responsabilidad.

Por último, se incluye una cobertura durante desplazamientos por vacaciones o viaje que cubre los datos que sufran en el interior de hoteles y medios de transporte de los objetos que forman parte del contenido del hogar. Aquí se excluirían el dinero en efecto y las joyas y objetos de valor que no estén guardados en caja fuerte cuando se encuentren en hoteles o establecimientos similares, así como el robo de los objetos cuando se encuentren en el interior de vehículos, caravanas y/o remolques.

¿Quieres saber el precio de esta cobertura adicional? Sólo tienes que calcular tu seguro de hogar con Clickseguros.es

25 mayo 2012 at 11:13 2 comentarios

Cinco trucos para comprar un coche de segunda mano

Cuando se piensa en comprar un coche a la mayoría de le viene a la mente un vehículo nuevo. Sin embargo, existe un mercado de segunda mano donde pueden encontrarse coches en muy buen estado y a precios mucho más asequibles, especialmente ahora gracias a la crisis.

Lo que ocurre en este mercado de vehículos de segunda mano es que hay mucho más hueco para la pillería. No en vano, al comprar un coche de segunda mano estamos adquiriendo una maquina que ha sido utilizada previamente en unas condiciones que desconocemos. Además aquí los precios son mucho más variables, pese a que también existen clasificaciones con el coste medio en el mercado. Esto se debe a que el vendedor particular tiende a sobrevalorar sus productos y a tener una percepción más positiva de los mismos.

Precisamente por eso, conviene llevar bien aprendida la lección de lo que debemos tener en cuenta antes de comprar un coche de segunda mano. Aquí os dejamos cinco trucos para que la adquisición no termine en decepción:

Tener claro qué se busca e informarse. Lo primero es elegir el modelo o por lo menos el tipo de coche. A partir de ahí habrá que preguntar a amigos y conocidos sobre la fiabilidad de sus vehículos. Afortunadamente hoy en día existen páginas como Cochesfiables.com que se encargan de recopilar las averías más frecuentes de los vehículos, incluyendo marca y modelo.

  • Ten claro qué tipo de coche quieres
  • En el caso de que estemos buscando un modelo de segunda mano para comprar, normalmente tendremos más flexibilidad a la hora de elegir, pues dentro de nuestro presupuesto podremos encontrar un mayor número de opciones de diferentes segmentos y en diferentes estados. En cualquier caso es importante que tengamos claro el tipo de vehículo que queremos adquirir y su motorización.
  • Comprobar el estado del coche. Si puede ser con un mecánico, siempre será mejor. Conviene revisar el estado del motor, carrocería, transmisión, amotiguadores… Existen pequeños trucos que nos darán pistas sobre el estado real del coche. Así, por ejemplo, desde Rastreator.com recomiendan desconfiar de las zonas excesivamente relucientes, que podrían ocultar accidentes. Para saber si se trata de un golpe fuerte se puede utilizar un imán. En caso de pegarse, la carrocería estaría bien. Del mismo modo,
  • Pedir libro de mantenimiento. Es la forma más sencilla de revisar el mantenimiento al que ha sido sometido el vehículo. En caso de duda se puede incluso contrastar la información con la del taller en el que se han llevado a cabo las revisiones periódicas.
  • Dar una vuelta con el coche. Debería ser algo obligatorio a la hora de comprar un vehículo, no sólo de segunda mano sino también nuevos. En este punto un buen truco que destacan desde Autopista.es es el de solicitar previamente que sea el vendedor quien conduzca el coche, ya que así podremos saber el tipo de conducción y exigencias al que se ha sometido al vehículo. Después será el comprador quien lo haga, poniendo especial atención a que la dirección y otros vicios del coche que pueden hacer que no se adapte a su estilo de conducción.
  • Comprobar el estado administrativo del coche. Es decir, asegurarse de que no pesan sobre él multas ni embargos o similares. Una visita a la Jefatura Provincial de Tráfico debería bastar.
Para quienes quieran algo más de información sobre los elementos mecánicos que deberán vigilar, Arpen dispone de una breve guía práctica que merece la pena revisar.
Y si ya te has decidido por un coche de segunda mano, calcula el precio de tu seguro de coche aquí

24 mayo 2012 at 10:14

Gas, inducción o vitrocerámica ¿Con cuál me quedo?

A la hora de diseñar la cocina de casa hay varios elementos críticos sobre los que decidir: suelo, encimera y la propia cocina. Tres son las alternativas al alcance: gas, inducción y vitrocerámica (descartamos las cocinas eléctricas antiguas).

Cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes, tanto desde el punto de vista estético como de cosumo de energía y de seguridad en la cocina.

En cuestiones estéticas, lo cierto es que el gas ofrece una serie de posibilidades vintage que no están al alcance de las otras dos opciones, que sin embargo, sí permiten decantarse por diseños más minimalistas y acabados más estlizados.

Desde un punto de vista estrictamente técnico, el gas es el que más posibilidades ofrece, ya que como recuerdan desde Directo al Paladar, permite un mayor control directo al poder pasar de 1000 grados de llama a cero y ser el que más potencia alcanza. Aparte de este hecho, el resto son desventajas frente a las placas eléctricas, ya que es menos segura al utilizar gas y también consume más. A esto hay que añadir que resulta mucho más engorrosa y complicada de limpiar.

En cuanto a las vitrocerámicas y las placas de inducción, la diferencia técnica radica en que las primeras calientan una resistencia eléctrica que a su vez calienta la superficie de cristal cerámico, mientras que las segundas funcionan mediante campos magnéticos que calientan directamente el recipiente. A efectos prácticos, al apagar las primeras el cristal sigue caliente y al apagar las segundas no, o si lo hace es por el calor que desprenden las cacerolas. Precisamente por eso pueden ser más recomendables para familias con niños, por cuestiones de seguridad en el hogar.

Además, las placas de inducción son más eficientes y gastan menos energía, según una comparativa realizada por Eroski. El gran inconveniente es que habrá que comprar cacerolas específicas, concretamente de material ferromagnético. Es decir, el barro y otros materiales como el aluminio quedan descartadas para esta cocina. A esto hay que añadir un precio mayor.

Por último, Mikel López Iturriaga nos ofrece la alternativa más profesional, la que utilizan los restaurantes, y esta no es otra que el gas. Los motivos para decantarse por este tipo de cocina tienen que ver tanto por las características técnicas antes comentadas como por ser la que se más asemeja al fuego tradicional y más sabor se supone que da a los alimentos.

La vitroceránica es uno de los elementos que se pueden incluir en el seguro de hogar como cobertura adicional

23 mayo 2012 at 12:32

Entradas antiguas


Últimos twits

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

lo último