Posts filed under ‘clickseguros’

Conocer el estado de los neumáticos

Los neumáticos son uno de los elementos básicos de la seguridad en un coche, relacionándose con la estabilidad en la carretera y con el consumo de combustible. Por eso se deben revisar con frecuencia.

A la hora de mantener en buen estado los neumáticos, es importante fijarse en 5 elementos:

1.- El desgaste del neumático. El dibujo del neumático debe tener 1,6 mm de profundidad. Si el dibujo no se aprecia y la rueda está lisa, será hora de cambiarlas. Y si el desgaste del dibujo de la rueda no es uniforme, entonces los neumáticos están mal equilibrados.

estado_ruedas

2.- Presión de los neumáticos. Para saber cuál es la presión óptima, bastará con consultar en el manual del coche. Mantener las ruedas con la presión que corresponde ayuda a no gastar más combustible del necesario, ya que una presión inferior a la recomendada reduce la vida del neumático y eleva el gasto en gasolina. Es importante medir la presión de los neumáticos con las ruedas frías.

3.- Equilibrado de los neumáticos. Tener las ruedas equilibradas previene el desgaste y elimina vibraciones.

4.- Alineación de las ruedas. Un pequeño golpe es suficiente para dejar las ruedas desalineadas, lo que produce que el desgaste no sea uniforme. La alineación de las ruedas es de vital importancia para la seguridad en la conducción.

5.- La válvula de protección de los neumáticos: es importante revisarlas y es conveniente cambiarla con el cambio de ruedas. Las válvulas ayudan a mantener la presión correcta en las ruedas.

Antes de poner en marcha tu vehículo revisa el estado de las ruedas y durante el viaje despreocúpate contando con la mayor seguridad en carretera.

 

Foto: Vía Flickr

Anuncios

23 abril 2014 at 19:19

Cuándo y cómo cambiar el líquido anticongelante del coche

Con la llegada del invierno son muchas las precauciones que se deben seguir en nuestros viajes en carretera. Buena parte de las medidas preventivas van relacionadas con nuestro modo de conducción, que como es lógico debe ser más prudente cuánto peores son las condiciones meteorológicas, pero muchas veces nos olvidamos que un conductor preparado es aquel que antes de iniciar el viaje se asegura de tener su coche en perfecto estado.

Cuando_y_como_cambiar_el_liquido_anticongelante_del_coche

El mantenimiento óptimo de un coche de invierno exige tener un control sobre el estado del líquido refrigerante, conocido también como anticongelante, especialmente en aquellas zonas donde se dan temperaturas extremas. Este líquido es fundamental para el mantenimiento del motor, por lo que es importante saber cuándo y cómo se debe cambiar.
1. Si bien no existe una periodicidad exacta, lo más habitual es cambiar el líquido cada 2 años o 40.000 kilómetros.
2. En el manual de mantenimiento que se entrega con todos los vehículos se encuentra el tipo de líquido anticongelante que se debe utilizar. Además, es importante tener en cuenta las temperaturas que se suelen dar en inverno en la zona en la que vives.
• Anticongelante 10%: efectivo hasta -5ºC.
• Anticongelante 20%: funciona correctamente hasta los -11ºC.
• Anticongelante 30%: para temperaturas de hasta-18ºC.
• Anticongelante 50%: anticongelante de larga duración y adecuado hasta -37ºC.
3. Lo primero que se debe para cambiar el líquido es vaciar por completo el circuito refrigerante para eliminar el antiguo, ya que probablemente habrá perdido sus propiedades. Siempre con el motor frío, deberás abrir el sistema de refrigeración -mediante un tornillo, grifo o el mecanismo que use tu coche- y dejar que se vacíe por completo.
4. También es recomendable lavar el sistema con agua a presión, haciendo uso de una manguera. Se deberá mantener siempre el tornillo de vaciado quitado para que el agua pueda salir. En caso de que disponga de válvulas para purgar, también se debe hacer uso de ellas.

5. A continuación, cierra el tornillo o tapón de vaciado y empieza a llenar con anticongelante el depósito. Encontrarás unas marcas de mínimo y máximo que indican los valores entre los que deberá estar el líquido anticongelante.

30 enero 2014 at 12:27

Cómo actuar en caso de aquaplaning en la carretera

Para conducir de una forma segura es conveniente tomar las precauciones necesarias según las estado de la carretera, el coche y las condiciones meteorológicas. En caso de lluvia, las consideraciones que debes tener en cuenta son frenar con suavidad, encender las luces, tener cuidado con los charcos… etc; y más que podrás leer en este post. 

Pero una de las precauciones que deberás tener presente es el fenómeno de aquaplaning, típico en días de lluvia. El temido aquaplaning es un fenómeno que se produce en días de lluvia cuando en el suelo se acumula agua. El problema se origina cuando el vehículo atraviesa un carretera a cierta velocidad con la superficie cubierta de agua en unas circunstancias que provocan la pérdida de control del mismo. La presión del agua hace que el vehículo se eleve mínimamente y derrape sobre una fina capa de agua entre los neumáticos y la asfalto. Esto hace que el coche pueda perder un contacto firme con la carretera, y patine y cambie peligrosamente de dirección, llegando a invadir el carril contrario e incluso llevandole fuera de la carretera, corriendo así un grave peligro.

Lo mejor para evitar algo tan peligroso como el aquaplaning es mantener los neumáticos en buen estado, inflados adecuadamente y contar con una banda de rodadura cuya resistencia a los deslizamientos esté por encima de los límites exigidos por la ley. Pero no solo hay que tener consideraciones para el automóvil, también es importante tener precaución en la forma de conducir. Si conduces con lluvia, debes reducir la velocidad, siempre que sea posible evitar los charcos y aprovechar los surcos que van dejando los coches que nos preceden.

Pero si no has podido evitar el aquaplaning, no frenes ni gires el volante bruscamente ya que puedes provocar que el coche derrape. Reducir velocidad levantando el pie del acelerador. Una vez notemos que el coche está en contacto con el suelo de nuevo, podemos empezar a frenar de forma suave y regular. Sin ser bruscos.

10 enero 2014 at 11:01

Cómo limpiar el horno 

La limpieza del horno es una tarea costosa, pero que hay que hacer después de utilizarlo en varias ocasiones especialmente si mientras lo hemos usado salpicado el plato de comida que estábamos cocinando. Para evitar que se acumulen restos de comida, es importante no dejar que pasen los días, sino limpiarlo al momento ya que si no lo haces los restos de comida resecos se quitan peor. Deberás procurar limpiarlo con frecuencia para facilitarte la labor y que todo resulte más sencillo. Algunos consejos para llevar a cabo esta tarea son:

  • Es recomendable que utilices una bayeta o un estropajo suave para limpiar el horno sin rallarlo ni deteriorarlo.
  • Lo primero que deberás hacer será retirar los restos de alimentos que estén pegados en las paredes del horno, así como los restos que hayan caído dentro del horno, como migas u otros pequeños trozos de comida.
  • Para ello, deberá esta húmeda la bayeta o estropajo con agua jabonosa y pásalo por el interior del horno, en varias ocasiones si es necesario.
  • A continuación, te recomendamos preparar una mezcla de bicarbonato y agua que te ayudará a limpiar el horno para que quede verdaderamente reluciente.
  • Deberás aplicar esta pasta en las paredes del horno, poco después de haberlo apagado para que las superficies todavía estén aún calientes, ya que si están fríos te costará más.
  • Déjalo reposar al menos una hora y media para que el bicarbonato actúe, para después retíralo con un trapo empapado en vinagre.
  • Por último, aclara bien el horno con una esponja o trapo humedecido en agua tibia, para eliminar por completo todos los restos de suciedad del horno.

En caso de que el horno esté muy sucio o la suciedad muy incrustada, es probable que debas recurrir a productos quitagrasas específicos para la limpieza de hornos. En ese caso, deberás seguir las instrucciones del fabricante de ese producto y comprobar que es compatible con tu horno en las instrucciones del mismo.

9 enero 2014 at 13:50

Cómo actuar con hielo en la carretera

Para conducir de una forma segura es conveniente tomar las precauciones necesarias según las estado de la carretera, el coche y las condiciones meteorológicas. En caso de que conduzcas con nieve, hielo o otros fenómenos propios del invierno, las consideraciones que debes tener en cuenta son frenar con suavidad, encender las luces, tener cuidado con los charcos… etc; y más que podrás leer en este post.

Consideración aparte tiene si conduces en una carretera afectada por placas de hielo. En primer lugar es conveniente que estés alerta ante estas situaciones ya que las placas de hielo no se detectan a simple vista, por eso deberás tener precaución si conduces por carreteras que se encuentren en lugares húmedos y fríos. En caso de que notes que hay que placas de hielo en el asfalto, y una vez que has puesto las cadenas del coche, lo primero que tienes que hacer es reducir la velocidad y mantener una distancia de seguridad con el vehículo que nos precede para disponer de más espacio en caso de que haya que frenar.

Cuando hay hielo en la carretera, la adherencia se reduce a mínimos, por lo que se ha de manejar la dirección lo más recta y suavemente posible. Del mismo modo procura no ceñirte demasiado al interior de las curvas, pues es en estas zonas donde se suele situar una mayor concentración de hielo. Si te encuentras con una placa de hielo tienes que actuar combinando la rapidez y la serenidad. Lo más importante es no frenar bruscamente ni provocar violentos movimientos del volante, pues la notable diferencia de adherencia puede provocar un patinazo. Es importante marcar la trayectoria de forma muy suave y limpia, ayudando a salir de la curva abriendo ligeramente la trazada hacia el exterior, de forma natural.

En caso de que necesites frenar, deberás pisar con muchísima suavidad el pedal del freno. El ABS ayuda, pero no es un remedio infalible ante el hielo. Y recuerda, que lo importante es llegar, por eso mantén la paciencia a pesar de que tengas que reducir la velocidad y tardes más en llegar a tu destino.

Y si surge cualquier imprevisto, nada como contar con un buen seguro de coche y su correspondiente asistencia en viaje para que nos ayude.

Imagen: por Derek Bakken en Flickr.

8 enero 2014 at 14:00

Juegos para viajar con niños

Si para nosotros los largos trayectos en coche nos pueden resulta aburridos, cuanto más para los más pequeños. Pero siempre hay alternativas para hacer que el viaje sea entretenido. En este contexto, los juegos tradicionales se sitúan como el método preferido para hacer más llevadero el desplazamiento en coche. Así, el 35% de los conductores utiliza juegos para hace más fácil el viaje a sus pasajeros más jóvenes. A continuación te describimos tres que no solo te ayudarán a mantener distraídos a tus hijos, sino que también les ayudarás a nivel intelectual. Los más utilizados son:

  • Palabras encadenadas: este juego consiste en decir una primera palabra e ir encadenando la siguiente formando una nueva con la última sílaba de la palabra anterior. Con este sencillo juego ayudaras a tus hijos a ampliar su vocabulario, al tiempo que despierta su imaginación.

  • Veo, Veo: este clásico juego consiste en decir la primera letra del objeto que el jugador esté viendo en ese momento. El resto de los jugadores deben adivinar la palabra, se pueden dar pistas si se permite, y el ganador es el primer jugador que consigue adivinar la palabra.

  • Contar coches: Cada participante elige un color y debe ir sumando cuántos coches se ven de ese color. El que sume 10 vehículos más rápido, gana.

Eso sí, a la hora de viajar con niños no debemos olvidar las cuestiones de seguridad, que para empezar pasan por la obligatoria sillita de seguridad para niños no desplazandose de un lugar a otro mientras esta el coche en marcha o simplemente no dejarle sentarse en el asiento de delante. También es importante que haya dos adultos en el coche, y el que controle el juego sea el que no está conduciendo. Para conocer más juegos que se pueden realizar el coche en los trayectos largos para entretener a los más pequeños entra en este enlace.

7 enero 2014 at 14:04

Propósitos para el nuevo año

El año llega a su fin y comienza una nueva oportunidad para cumplir los propósitos que no conseguiste hacer en 2013. Seguro que ya tienes muchos en mente, pero que no se te olvide otros cuantos que serán beneficiosos si los cumples para ti y tu entorno.

  • Acude a revisiones médicas: teniendo buena salud se puede hacer de todo, por eso prevenir una enfermedad es esencial para cumplir tus objetivos. Muchas veces tenemos síntomas de que algo no funciona bien y no sabemos a qué se debe, por eso es conveniente que acudas al médico cuando tu sentido común así te lo indique. Es recomendable hacerse una revisión médica general al menos una vez al año, sin olvidarte de pasarte por el óptico-optometrista y tu dentista. Y si tienes más de cincuenta años es también recomendable que te hagas revisiones como método de prevención del cáncer de próstata, de mama, etcétera.
  • Haz ejercicio: hacer deporte es uno de los pilares de una vida saludable. Independientemente de la edad que tengas, apúntate al gimnasio o realizar algún deporte debía ser uno de tus propósitos para el año 2014, pudiendo elegir el que más se adapte a ti, ya que los hay para todos los gustos y adaptables a toda condición física. Realizando al menos 30 minutos de ejercicio diario notarás sus beneficios no sólo en tu cuerpo, también en tu mente, ya que a la mejora de tu forma física, el fortalecimiento de tus huesos, el control del sobrepeso o el aumento de la movilidad de tus articulaciones se añadirá una sensación de satisfacción con uno mismo que viene provocada, según los expertos, por la liberación de endorfinas que se produce en la práctica deportiva.

  • Deja de fumar: los primeros días de enero es el momento perfecto para plantarse y encontrar la fuerza de voluntad suficiente para abandonar el tabaco, ya que posiblemente tengas una mayor motivación. Para conseguirlo piensa en los motivos médicos: las posibilidades de padecer cáncer, EPOC o bronquitis entre otras se disparan en los fumadores. Además del alto precio de las cajetillas. Por todo ello dejar para siempre el tabaco es uno de los propósitos imprescindibles para arrancar el nuevo año.

  • Piensa en ti: dedica tiempo a realizar actividades que te gusten. Haz compatible tu trabajo con la realización de aficiones que te harán sentir mejo. Dentro de este punto entraría ver las series o películas que te han recomendado tus amigos, leer o viajar.

Procurar transformar estos propósitos, más los que tenías pensados, en una realidad, recordando que si conviertes una actividad en una rutina conseguirás que sea un estilo de vida.

2 enero 2014 at 9:58

Entradas antiguas


Últimos twits

lo último